El maravilloso vestuario de Marcel Dzama para el ballet "The Most Incredible Thing"


"The Most Incredible Thing" es el nombre del espectáculo que el joven coreógrafo Justin Peck  ha representado con el Ballet de Nueva York  y cuyo vestuario nos ha enamorado completamente. Creado por el artista Marcel Dzama (que también se ha ocupado de la escenografía), el vestuario cuenta con una estética atemporal que no se sabe si ubicarlo en el presente o en el pasado, con influencias futuristas inspiradas en  la estética de Metropolis o la Bauhaus,  con el visionario Oskar Schlemmer y su vanguardista Ballet triádico de 1922. Pero los trajes están plagadas de otras referencias, el casco del cuco nos recuerda el ballet de George Balanchine. El pájaro de fuego, el vestido rojo que fluye de otra ave, es un guiño a una película muda que inspiró a Picasso y  Braque. Los lunares que aparecen a lo largo de la obra de Dzama, y ​​se muestran aquí en los trajes de los niños, son una referencia al artista Francis Picabia, que mostró una performance en Suecia en 1910,en ella, los artistas bailaban con ropa interior de lunares. El dadaista  Duchamp  también jugó un papel muy importante, ya que Dzama  se siente muy influenciado por el artista y añadió espirales a un traje que trae a la mente las esculturas cinéticas de Duchamp.  


 Justin Peck, de 28 años de edad, coreógrafo del Ballet de la Ciudad de Nueva York  y que también actúa como solista, tiene como objetivo atraer a un nuevo público al teatro con vestuario y escenografía atrayente y en este caso en un cuento de hadas menos conocida de Hans Christian Andersen.  
"The Most Incredible Thing"  habla de un rey que ofrece la mano de su hija, más la mitad de su reino, a quien le puede mostrar algo que considere verdaderamente increíble. El ganador es el Creador, el cual trae un reloj mágico con criaturas de baile clásico para cada hora - Adán y Eva para las dos en punto, los pecados capitales a las siete, y así sucesivamente. Después de haber sido decretado ganador,  un personaje siniestro con un brazo en forma de bastón, destruye el reloj - un acto decretado aún más increíble y gana a la princesa, aunque sea temporalmente, pero la magia del reloj vuelve a la vida y el Creador gana de nuevo; enviando el mensaje de que la bondad y el arte prevalecer sobre el mal.
En total,  56 bailarines estuvieron involucrado en este proyecto.
Os dejo los maravillosos diseños de Dzama





























Photo © Paul Kolnik


A mi realmente me ha recordado a Alicia en el pais de las maravillas


¿Os ha gustado? 
Espero vuestros comentarios.
Hasta el próximo post!!!

2 comentarios

En muy importante para mi que este blog sea interactivo por lo que agradezco vuestros comentarios que aportan riqueza a las entradas.
Bss y gracias por leer mi blog

Banner