Giselle y las Willis

El ballet Giselle constituye una de las más puras joyas del ballet romántico.
Fue estrenada en 1841 en la Ópera de París constituyéndose en pieza pura y fundamental de la danza clásica, tanto por el tratamiento de los ideales románticos como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX.
Giselle es la  historia de una joven e inocente campesina de 15 años, enamorada de Albrecht, un noble que se ha disfrazado de aldeano para obtener su amor.
Sin embargo, éste es desenmascarado por el guardabosque Hilarión, quien descubre su identidad.
La muchacha, desesperada, enloquece y cae muerta ante tanto dolor.
En un segundo acto, donde ya el Romanticismo se da en todo en su esplendor, con movimientos delicados, etéreos y puros, Giselle se encuentra en su féretro, en un bosque, al borde de una laguna. A la medianoche, la joven es recibida en un mundo fantasmal, donde las Wilis,(según la leyenda eslava, espíritus de las novias abandonadas, que llevan un tutú blanco popularizado en La Sílfide) danzan, mientras la Reina Myrtha acoge a la muchacha.
Hilarión, arrepentido, llega y se arrodilla junto a la tumba pero es obligado a lanzarse al lago. Albrech también visita el sepulcro implorando perdón. Giselle se conmueve, pero la Reina la obliga a atraerlo con la danza a la muerte. Ella trata de salvarlo... Amanece. Las Wilis desaparecen y la imagen de Giselle se desvanece con el amanecer.
Alicia Alonso es Giselle

En 1940, el mismo año de su fundación, Alicia Alonso se incorporó al elenco del Ballet Theatre, hoy American Ballet Theatre, cuyo repertorio, desde sus orígenes, fue uno de los más ricos y completos. Para la temporada 1943-1944, que se había inaugurado el 10 de octubre, estaban programadas varias funciones de Giselle protagonizadas por la estrella de la compañía: Alicia Markova.
Por aquellos días, la salud de bailarina inglesa se había agravado considerablemente hasta el punto de una urgente intervención quirúrgica. ¿Cómo salvar la temporada y la situación económica de la agrupación? Lucia Chase y Oliver Smith, sus directores, acudieron a las que eran, entonces, jóvenes promesas: Nora Kaye, Rosella Higtower y Alicia Alonso, y entre ellas se distribuyeron los personajes que habían sido propiedad exclusiva de Alicia Markova.
Kaye, Higtower y Alonso estaban muy ocupadas aprendiendo los nuevos papeles, ensayando sus partes respectivas en las obras del repertorio y montando las nuevas coreografías que se iban a estrenar durante la temporada. Como parte de la misma, se había programado una representación de Giselle, el 2 de noviembre de 1943, y no fue hasta una semana antes de la función que el bailarín inglés Anton Dolin, entonces la primera figura masculina de Ballet Theatre, anunció que Markova no retornaría.
Fue imprescindible sustituirla en el rol titular de Giselle. Las tres quedaron estupefactas, pues constituiría una audacia someterse a los críticos y sobre todo al público de la Metropolitan Opera House, los que sentían una especial predilección por Markova en ese personaje. Además, sólo una semana para aprender, montar y ensayar el papel, implicaría un debut improvisado, en uno de los personajes más comprometedores y exigentes de todo el repertorio tradicional.
Nora Kaye y Rosella Higtower se negaron con el cerebro, Alicia Alonso aceptó con el corazón.
Más que una noche memorable, más que una extraordinaria función, aquella representación del 2 de noviembre de 1943, en el antiguo Metropolitan Opera House, de Nueva York, fue el inicio de una relación artista-personaje y artista-obra de arte, que trascendió el ámbito de lo puramente teatral, para dar paso al nacimiento de un mito.  
 Aunque Giselle ha estado en el repertorio de bailarinas excepcionales como la Carlota Grissi, Fanny Elssler, Anna Pavlowa, la Markova y otras, se considera a la prima ballerina cubana Alicia Alonso como la más extraordinaria Giselle de todos los tiempos, desde su debut hace hoy 72 años.



Acto II Las Willis
 En mi paso por El Ballet de Cámara de Madrid. tuve el placer de bailar como una Willi, os dejo unas fotos.









¿Os gusta el ballet Giselle?, espero vuestros comentarios
Hasta el próximo Post!!!




4 comentarios

  1. Que linda Alicia que Dios me la conserve y a usted tambien mi bella

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad, me encantan las fotos. Vosotras estais rebonitas

    ResponderEliminar

En muy importante para mi que este blog sea interactivo por lo que agradezco vuestros comentarios que aportan riqueza a las entradas.
Bss y gracias por leer mi blog